¿Desde cuándo la lactancia materna se ha convertido en moneda de cambio?

Las madres no deberían seguir siendo tratadas como ciudadanos de segunda clase. En cambio, deberían ser reconocidas como “dirigentes de la sociedad”: la fuerza dominante en la creación, las únicas que pueden dar a luz y nutrir a una nueva generación. Hay que tener en cuenta que el mundo es nuestro techo, la humanidad es nuestro hogar y las mujeres son el pilar de esta estructura. La naturaleza nos muestra el mecanismo perfecto del cuerpo humano. Y la maternidad, en particular, tiene un papel crucial en el nacimiento de una nueva humanidad.
Lee mi artículo completo: http://bit.ly/2LgEwi9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *