0

Cómo enfrentar el estrés en un mundo con el mayor estrés de todos los tiempos

Según la sabiduría de la Cabalá, el origen del estrés, tanto como de todas las enfermedades e infortunios que rigen nuestras vidas, tienen su origen en el ego, la parte de la naturaleza humana que constantemente nos empuja a alcanzar lo inalcanzable.

La persona está constituida por el deseo de recibir placer. Hay una sensación de calma y satisfacción si se recibe placer. Sin embargo, nuestro deseo por obtener placer crece constantemente de generación en generación y, de manera proporcional, también la demanda de llenado que multiplica los esfuerzos que necesitamos hacer para alcanzar nuestras metas. Este es el proceso que marca la tendencia de la vida, volviéndonos cada vez más estresados con el paso de los años.

Actualmente estamos bombardeados por presiones externas de los medios de comunicación, del internet, de todas las fuentes del entorno que dictan los estándares que esperamos alcanzar: viajar a lugares exóticos o divertidos, alcanzar el mayor éxito profesional, respeto y admiración de nuestros compañeros.

En conclusión, somos motivados a cada momento para sobresalir respecto a los demás a cualquier costo. Con todos queriendo escalar la misma montaña, nos vemos obligados a construir nuestro éxito sobre los fracasos de los demás. Como resultado de la constante presión de esta competencia implacable vivimos bajo estrés permanente.

Al vivir como lo hacemos, en una sociedad que está totalmente controlada por el egoísmo, no podemos escapar de esta presión, ni siquiera cerrando nuestros ojos o yéndonos a alguna otra parte. El estrés nos persigue sin importar lo que hagamos para escapar. Ni los antidepresivos, ni los sedantes -tan frecuentes en la sociedad actual- pueden borrar el dolor emocional.

La ciencia de la Cabalá explica que el estrés sirve para llevarnos a la conciencia de nuestra naturaleza egoísta y ver sus consecuencias negativas que nos afectan en todos los niveles. Finalmente llegaremos a la desilusión y al reconocimiento de nuestra imposible situación para entender que debemos restablecer nuestros valores y dejar la carrera sin fin que estamos haciendo. Luego buscaremos urgentemente una ruta distinta y probaremos una nueva clase de placer en un lugar completamente diferente. 

Leer más http://bit.ly/2K0NYTB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *