El coronavirus es un llamado de atención para que China mejore su actitud ante el mundo.

El coronavirus es un llamado de atención para que China mejore su actitud ante el mundo.

La humanidad aún tiene que digerir la magnitud y la forma en que nos afecta la situación actual en China, el país con la población más grande del mundo.

China se convirtió en una mega industria, sin emociones ni sentimientos, que opera para servir a su propio dinero y a sus intereses de poder, a costa de una fuerza laboral empobrecida y afligida.

Ahora es un país poderoso que extiende sus tentáculos por todo el mundo.

El gran daño que provoca el coronavirus deja claro que la naturaleza no está de acuerdo con una expansión tan rápida y centrada en el beneficio propio.

La cualidad integral y altruista de la naturaleza requiere que cada parte complemente a la otra y así, todo se armonice.

Por esta razón, es imperativo que nos detengamos por un momento y analicemos la situación que representa la crisis en China, pues la humanidad no está por encima de las leyes de la naturaleza.

Sigue leyendo –> http://bit.ly/2SsHNO7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Horas e información

81-2032-1492
Lunes-Viernes: 7 p. m.-10 p. m.
A %d blogueros les gusta esto: