0

Elul, el período perfecto para la introspección

En el mundo global interconectado de hoy, el pueblo de Israel y las setenta naciones del mundo están inmersos en un problema común, tal como ocurrió al “Adam HaRishón” hace 5779 años, o como le ocurrió a Abraham hace 3800 años. La dramática crisis que nos afecta hoy es el resultado del mismo desequilibrio entre las fuerzas opuestas de la naturaleza: el ego que crea conflictos y división y produce el alejamiento entre las personas, y en oposición a ello, la fuerza de conexión que desarrollan las personas para unir las partes rotas en un sistema armónico completo. Lee artículo completo http://bit.ly/2LG8FUf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *