0

La fiesta de Pesaj (Pascua judía)

En la fiesta de Pesaj (Pascua judía) nos sentaremos a la mesa festiva y dispondremos de los alimentos especiales llamados “Símbolos del Seder” que se colocan en un plato especial en el centro de la mesa. La sabiduría de la Cabalá nos explica que en la base de las costumbres de Israel se encuentra un significado interno y profundo.

Por ejemplo, el plato de Pesaj y todos los símbolos dispuestos en el mismo, simbolizan las condiciones mediante las cuales uno puede alcanzar el contacto con el Creador.

La Cabalá nos enseña que la naturaleza del Creador es amor y entrega, mientras que la naturaleza del creado es recepción para sí mismo. No obstante, el Creador creó al creado con el propósito de entregarle el perfecto placer, solo que para que pueda disfrutar de ese placer, le presentó al creado una condición: el creado debe asemejarse al Creador, o sea – amar y dar como Él.

La sabiduría de la Cabalá, mediante un lenguaje especial, describe cualidades y fuerzas espirituales. En dicho lenguaje especial, la Sefirá de Biná expresa la naturaleza del Creador – la naturaleza del amor y la entrega.

Según este mismo lenguaje cabalístico, el placer que desea otorgar el Creador al creado se expresa en seis modos, seis Sefirot: Jesed, Gvurá, Tiferet, Netzaj, Hod, Yesod. La Sefirá de Maljut representa el deseo del creado de recibir el placer del Creador.

El plato de Pesaj representa el proceso de evolución que pasa el creado. Después de elevarse por encima de su ego y adquirir la naturaleza del amor y la entrega, el creado ya es digno de recibir el placer que el Creador quiere entregarle. Esta vez, el creado recibe el placer del Creador con la intención de causar placer al Creador, y de ese modo se equipara a Él.

Los seis símbolos que se disponen en el plato, representan para nosotros las cualidades corregidas del creado, los atributos en los cuales puede recibir el placer que proviene del Creador.

Zroa (trozo de carne) equivale a la Sefirá de Jesed

Beitzá (huevo) equivale a la Sefirá de Gvurá

Maror (hierbas amargas) equivale a la Sefirá de Tiferet

Jaroset (pasta dulce de color marrón) equivale a la Sefirá de Netzaj

Karpas (hierba en salmuera) equivale a la Sefirá de Hod

Jazeret (tipo de rábano picante) equivale a la Sefirá de Yesod

Cada uno de los “símbolos del Seder” describe el modo en el que el individuo corrigió su deseo de recibir para sí mismo y lo convirtió en entrega mediante la corrección del ego. Como resultado de esta corrección, el hombre alcanza un estatus semejante al del Creador y así cumple el propósito de su creación.

El plato de Pesaj y las Matzot que le acompañan, simbolizan el deseo general del hombre que está ahora dispuesto a recibir la Luz infinita y eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *