0

Nueva York, un campo de batalla para los judíos

A lo largo de la historia, el odio de las naciones hacia los judíos ha fluctuado aumentando y disminuyendo. Así, son muchos los que han investigado el fenómeno del antisemitismo, aunque nadie ha identificado su raíz fundamental ni cómo eliminarlo. Y su rápida intensificación en nuestros días atestigua una vez más el hecho de que el antídoto contra el antisemitismo todavía no está siendo suministrado.

Solo la sabiduría de la Cabalá explica la razón esencial del antisemitismo y su fluctuación a lo largo de la historia. La Cabalá afirma que frenar los sentimientos antisemitas depende únicamente del pueblo judío: en la medida en que los judíos se acerquen a su raíz espiritual –como un pueblo unido (bajo el lema de «ama al otro como a ti mismo») irradiando un luminoso ejemplo de unidad al mundo (como «una luz para las naciones»)– el antisemitismo se atenuará. Esto es cierto porque cuando los judíos se unen como uno solo, se crea un campo magnético positivo que cubre el mundo entero.

Por el contrario, cuanto más se distancian los judíos de su raíz, más aumenta el antisemitismo, sintiéndose obligados a unirse a través de la creciente presión del antisemitismo; y esto incluye desde frecuentes ataques violentos hasta amenazas extremas para la existencia como vimos con los pogromos y el Holocausto.

Sigue leyendo:http://bit.ly/2md2jog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *