0

Nueva Zelandia, el terrorismo nos llama a conectarnos

Hoy en día, puede explotar una guerra mundial en cualquier momento. Nuestro mundo se encuentra en una maraña de interdependencia compleja y comprometedora que no es posible desbaratar.

La sociedad es global e integral y une países, economías y culturas. Diariamente se va revelando la mutualidad entre las partes de la naturaleza, incluyendo la humana, como una ley inviolable.

Mientras siga creciendo el ego y esquivando el foco del factor central del problema, sufriremos más y más.

Seguiremos sintiendo esta falta de equilibrio mientras siga abriéndose ese abismo profundo entre la percepción egoísta estrecha que existe en la sociedad humana y la ley de mutualidad global que nos gobierna; mientras no restrinjamos al ego -en Israel, en Nueva Zelandia y en cualquier país que se encuentra en esa brecha-, la sociedad humana seguirá saliendo del equilibrio y el sufrimiento nos obligará a considerar la ley de mutualidad que nos rige.

Esto no es un castigo sino una reacción natural por parte de las leyes de la naturaleza.


Lee el artículo completo: http://bit.ly/2TTC8D1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *