0

Profunda polarización política y social mientras gobiernan líderes sin hijos.

En noviembre 11, 1918 terminó la Primera Guerra Mundial. Un siglo después, las campanas repicaban a los pies del Arco del Triunfo en París, mientras líderes de 70 países marchaban hombro a hombro hacia la plaza, celebrando el centenario del armisticio que puso fin a la guerra.

Líderes como Macron, Putin, Merkel, Trump y Netanyahu caminaron en el campo de guerra donde tuvieron lugar las crueles batallas, donde millones de soldados y civiles murieron.

La forma en que piensan y toman decisiones los líderes europeos puede estar relacionada a un hecho interesante -que es común a muchos de ellos–, no tienen hijos biológicos. Observen la siguiente lista:

Angela Merkel, de Alemania
Emmanuel Macron, de Francia
Theresa May, de Gran Bretaña
Paolo Gentiloni, de Italia
Dalia Grybauskaité, de Lithuania
Mark Rutte, de Holanda
Stefan Lofven, de Suecia
Leo Varadkar, de Irlanda
Xavier Bettel, de Luxemburgo
Simonetta Sommaruga, de Suiza
Nicola Sturgeon, de Escocia
Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea
Ya sea por elección o por otras razones, todos los líderes de la lista no tienen hijos.

Las personas que no tienen hijos ven el mundo de forma diferente a la de aquellos que sí los tienen. Tienen una mirada distinta de la vida. Analizan el pasado, presente y futuro de manera distinta. En contraste, cualquier persona con hijos vive con cierto sentido de responsabilidad hacia su familia, que va de la mano e influye con su proceso de toma de decisiones.

Sigue leyendo el artículo completo ” Profunda polarización política y social mientras gobiernan líderes sin hijos.” en este linkhttp://bit.ly/2KaIKFa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *