0

Un pequeño paso hacia la consideración, un gran paso para la sociedad

Hay entre nosotros una guerra diaria agotadora; y es la peor guerra, que lo arruina todo y nos amarga la vida.

En esta guerra es imposible culpar solo al gobierno, a la derecha, a la izquierda, a los capitalistas, a los medios de comunicación.

Lo que realmente carcome las relaciones entre nosotros y evita que vivamos placenteramente, es el ego, la fuerza que nos separa.

Es la raíz de todo mal, la causa natural por la que nos sentimos en una incesante guerra de supervivencia.

Pero seamos honestos con nosotros mismos, en cada uno de nosotros existe un fragmento de ego, una parte que contribuye a enturbiar la atmósfera y despierta hostilidad y odio..

Seguir leyendo http://bit.ly/2QMlKzg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *